El día que mi ama me encontró

pet play fetiches femdom relatos

Uno de mis juguetes se estrena con este pequeño texto:

Era una tarde, cuando estaba sentado en la calle viendo la gente pasar.

De repente sentí como una mujer se acercaba a mi y agachándose me acarició tiernamente la cabeza,acto seguido se levantó y haciéndome gestos me indicaba que le siguiera,no sé el qué ni porqué pero algo me hizo seguir sus pasos. Tras unas calles andando,  se detuvo al lado de un coche,abrió el maletero y señalo el interior para que subiera. Temeroso, levanté tímidamente mis patas delanteras para asomarme al hueco que señalaba,cuando una dulce voz dijo – Tranquilo pequeño,no te va a pasar nada – y un sentimiento de confianza inundó mi cuerpo y subí sin dudarlo. Durante el viaje, oía esa dulce voz que me hablaba y tranquilizaba.
Cuando se detuvo el coche, abrió el maletero y cogiendome por el pelo me hizo bajar de él y seguirla. Tras unos pasos, se detuvo y abrió una puerta diciendo – Está va a ser tu casa pequeño.
Miré en el interior y vi una habitación con una jaula, un bebedero y un plato en el suelo. Me hizo un gesto para que entrara. Tras ponerme agua y comida, me ordenó comer mientras ella me observaba. Al terminar de comer, me introdujo en la jaula, donde había una manta en el suelo, me di la vuelta para poder observar a mi Ama Princesa Atenea.
Cerrando la puerta me dijo – Hasta mañana perrito.
Y ahí me quedé, pensando la suerte que había tenido y deseando volver a oír la puerta abrirse para volver a ver a mi Ama Princesa Atenea.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *