Cuando dan las 8:10 los tacones hacen…

cb fantasia sumiso cinturon castidad domina princesa atenea domina princesa consentida ama señora femdom dominación sumisión sumiso pene enjaulado jaulita

Vaya, estáis inspirados cariños míos, hoy t comparte conmigo este texto. Y no puedo más que compartirlo con vosotros. A quién no le gustan los cbs?

“Eran las 8 de la tarde y t ya estaba en su posición. Princesa le había dicho que iba a llegar a casa a las 8.10 y t tenia que estar esperándola a cuatro patas; desnudo salvo su collar y el aparato de castidad que Princesa le había puesto hace una semana. Los 10 minutos diarios de meditación tras una jornada de servitude domestica le ayudaban a vaciar la cabeza y ponerse en un estado tranquilo para recibir a su Princesa. Era consciente del peso de sus bolas y el constante dolor que le había atormentado durante días. Cada noche de esa periodo de castidad Princesa le había quitado el aparato durante 15 minutos y se había divertido obligando a t a masturbarse, dirigiendo el ritmo pero nunca dejándole descargar. A las 8 y 10 en punto el silencio es roto por el tac tac tac de tacones y t nota como su corazón late de golpes y como su órgano se empieza a llenar de sangre y apretarse contra el aparato. – Buenas tardes t, Princesa espera que todo este en orden-

-Si Princesa, he hecho todo según sus instrucciones- -Muy bien t, hoy es viernes y me has servido bien esta semana, igual te mereces un premio- Princesa pasa por detrás de t y con una risa comprueba con su mano el estado hinchado de sus bolas. -¿Te duelen?- -Un poco Princesa pero no me quejo- -Así me gusta-

Y con eso le pone la correa al collar y le lleva al sillón. t ya le tiene preparado su gin tonic y el bol con agua. -A tu tarea t- -Si Princesa- Es el ritual de cada noche, t quita los zapatos de su Princesa y cuidadosamente empieza a lavar sus perfectos pies. -Uff qué rico t, esta noche quiero que me chupes los dedos de uno en uno y si lo haces bien tendrás tu premio-

t esta arrodillado y mientras chupa los dedos de un pie Princesa le toca las bolas con el otro. t sienta la presión de su rabo contra el metal del aparato. -Vaya vaya creo que es el momento de liberar el bichito de su jaula ¿qué dices tú T?- -Si eso quiera usted Princesa-

-Jajaja muy bien – ven ponte de pie- t se levanta y sin pensar se pone las manos en la nuca como a Princesa le gusta. Princesa coge las bolas en un mano y las masajea, alternando entre un ritmo sensual y apretones. Finalmente, cuando t cree que no puede mas Princesa saca la llave del aparato de su escote. El órgano de t ya libre se empieza a engordar y se cuelga frente la mirada de su dueña. Princesa se reclina en su trono con su bebida y usa sus pies para jugar vagamente con t hasta que se pone en un estado turgente. -Mírame a los ojos t. Vas a coger la cuerda y te vas a atar las bolas, el otro extremo de la cuerda lo pones en la boca. Te vas a arrodillar y con la mano izquierda vas a coger mi pie derecho. Con la mano derecha te vas a masturbar y vas a desprenderte de tu leche sobre mi pie. Luego te lo vas a comer todo- -¿Entendido?- -Entendido Princesa, gracias Princesa- -Así sea-“

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *